Aceitunas rellenas de anchoa

Aceitunas rellenas de anchoa

2,00 

LAS REINAS DEL PICOTEO

Seguramente, a todos nos encantan las aceitunas rellenas de anchoa, los más pequeños las consumen por ese increíble contraste de sabores y por no encontrar ningún hueso a la hora de masticar.

Descripción

Las otras reinas del aperitivo, las clásicas aceitunas rellenas de anchoa llegaron, en realidad, de Marsella a Alcoy.

Fue Miguel P. Vassilion, un marsellés que en 1887 recibió patente para explotar comercialmente en España y durante 20 años un invento denominado «aparato para desmembrar y deshuesar aceitunas». Ahí donde las ven las españolísimas aceitunas rellenas son en realidad francesas. Más concretamente de Marsella y otros puntos de la Provenza como Saint-Chamas y Manosque, lugares desde los que se trajeron a España en 1817 las primeras olives farcies d’anchois (olivas rellenas de anchoa) como una verdadera exquisitez. En la literatura culinaria francesa aparecen al menos desde 1722, mientras que en nuestro país no comenzarían a producirse hasta mediados del XIX gracias a la popularización de la anchoa en conserva. Eso sí, a don Cándido y a Serpis no se les podrá quitar nunca el mérito de haber sido los que pusieron una lata de aceitunas rellenas en cada hogar.

ALÉRGENOS  DE LAS ACEITUNAS RELLENAS DE ANCHOA

pescadoLácteos

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceitunas rellenas de anchoa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *